Oh, Sagrada Virgen de la Caridad del Cobre, Madre y Señora Soberana.
Con alegría me postro a sus pies, Virgen de los Milagros.
Como nuestros ancianos la invocan, cura de los enfermos,
consuelo de los afligidos, dád la esperanza a los desesperados.
Protéjenos de la maldad, a todas las familias,
protectora de la juventud y santuario de los niños.
La maravilla de sus obras cada día es infinita,
lo que justifica la Confianza y el Amor que sus hijos le manifiestan.
Desde el Santuario del Cobre,
Venerable Virgen de la Caridad del Cobre,
sé siempre la fuente de todas las bondades. Amén.
Cuando el infierno de la calumnia toque a su puerta, lea esta oración.
Evite todos los malos deseos a otros.

El día de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre se conmemora el 8 de septiembre


Gardenia C. Hung, M.A., B.A.'s VisualCV

Advertisements